Audiolibro: Elogio de la locura – Erasmo de Rotterdam

Diga lo que quiera de mí el común de los mortales, pues no ignoro      cuán mal hablan de la Estulticia incluso los más estultos, soy, empero,      aquélla, y precisamente la única que tiene poder para divertir a los     dioses y a los hombres. Y de ello es prueba poderosa, y lo representa      bien, el que apenas he comparecido ante esta copiosa reunión para      dirigiros la palabra, todos los semblantes han reflejado de súbito nueva e      insólita alegría, los entrecejos se han desarrugado y habéis aplaudido con      carcajadas alegres y cordiales, por modo que, en verdad, todos los      presentes me parecéis ebrios de néctar no exento de nepente, como los      dioses homéricos, mientras antes estabais sentados con cara triste y      apurada, como recién salidos del antro de Trofonio

Tags:

No comments yet.

Deja un comentario